(CAJ) 10 cuestiones clave para leer un artículo sobre Ciencia y Medicina

 

confidence-boostA principio de año escribimos un post que, con el título Errores comunes al dar información científica en los medios de comunicación generales y especializados, tuvo su origen en un tuit de Richard Smith. En dicho artículo, poníamos el acento en los errores más frecuentes en los que incurren quienes informan sobre estos asuntos, que tanto tirón tienen entre la población.

Hoy, con la inestimable ayuda de Mercè Monfar, retomamos el tema. Pero esta vez, desde la perspectiva del  lector. Para ello, hemos traducido y adaptado un artículo de The Canadian Association of Journalists que propone a los voraces consumidores de información biomédica un decálogo que, a modo de lista de comprobación, puede ser de gran utilidad para conocer la fiabilidad y el alcance de la ingente cantidad de información de este tipo que nos inunda por los canales tradicionales y, no digamos, por los aparecidos a partir de la intrusión de Internet en estas vidas. El artículo en cuestión, dice así: (más…)

(JAMA) La McDonaldización de la Medicina

3720526243_ba998845b0_zEn una semana atropellada, propia de un mes atropellado, Mercè Monfar ha traducido para todos un artículo publicado en JAMA bajo el título que podéis leer más arriba. Sin duda alguna, toda una provocación. Pero su lectura incita (o eso pretendemos) una profunda reflexión hacia los derroteros que sigue la Medicina en un mundo cada vez más global y tecnificado. Así que, sin más dilación, pasemos a ver su contenido para comprobar si nuestros centros de salud, nuestros hospitales se están convirtiendo en algo parecido a una cadena de montaje, un cutre restaurante de comida rápida y, en su caso, cómo evitar macdonaldizar nuestro trabajo…

Tal como se plantea en The McDonaldization of Society, “los principios del restaurante de comida rápida están empezando a dominar más y más sectores de la sociedad estadounidense”, incluida la Medicina (Tabla). Aunque se concibieron para producir un sistema racional, los cuatro principios básicos de la McDonaldización –eficiencia, calculabilidad, predictibilidad y control– con frecuencia provocan consecuencias adversas. Sin medidas para contrarrestar la McDonaldización, los valores más apreciados y definitorios de la Medicina, como el cuidado del individuo y una relación médico-paciente con sentido, se verán amenazadas. (más…)

Hoy recomendamos un libro: Lectura crítica de la evidencia clínica

122793527309525673_da8b1hqo_cUna fuente de información para promocionar el uso adecuado de los medicamentos que nos parece fascinante es PrescQIPP que en su página inicial se define como “an NHS programme that supports quality, optimised prescribing for patients. We produce evidence-based resources and tools for primary care commissioners, and provide a platform to share innovation across the NHS” y es, en definitiva, una eficiente iniciativa nacional con herramientas y recursos para mejorar la calidad de la prescripción y compartir las iniciativas innovadoras. Todo un sueño a este lado de la frontera, donde la factura farmacéutica no nos deja ver cómo el uso inapropiado de los medicamentos -más allá de la ineficiencia- etiqueta de enfermos a los sanos, añade tratamientos a quien no los necesita y produce un daño a muchos de los que esperaban un beneficio. Merma, en definitiva, la calidad asistencial y constituye, en no pocos casos, un problema de Salud Pública. Pues bien, otro enfoque es posible y en esta web tenemos sobrados ejemplos -como los de los tuits de más abajo- que así lo atestiguan a la hora de abordar este tipo de cuestiones.

(más…)

(JAMA Intern Med) El uso fuera de indicación es un factor de riesgo para la seguridad del paciente

off_label_use-1430250790119 (1)Hace unos meses dedicamos un par de post (1 y 2) a la deprescripción a cuenta de una magnífica revisión del JAMA Internal Medicine. La deprescripción, entendida como una estrategia de abordaje de los problemas más comunes relacionados con el uso de los medicamentos (duplicidades terapéuticas, dosis inadecuadas, interacciones graves, presencia de medicamentos específicamente contraindicados o sin una indicación clara, etc) es una actividad que debería formar parte, junto a la conciliación de tratamientos, de la cartera de servicios de cualquier equipo de atención primaria, en una ingente intervención multidisciplinar en la que lejos de sobrar alguien, es posible que falten muchas manos y no pocas cabezas. Pero estamos lejos de ese escenario. Y no sólo por motivos presupuestarios sino que, o muchos nos tememos, o los cimientos científico-técnicos de la deprescripción están aún tiernos para soportar el peso necesario. O al menos, eso nos ha parecido después de leer este artículo del British Journal of Clinical Pharmacology en el que han necesitado nada menos que una revisión sistemática reticular para definir un concepto que queda así: deprescripción es el proceso de retirada de la medicación inapropiada, supervisado por un profesional sanitario, con el objetivo de abordar la polimedicación y mejorar los resultados. 

Así queda la cosa, mientras pasamos al tema de hoy que también tiene que ver con el uso (in)apropiado de los medicamentos. El uso fuera de indicación (off label) ha sido tradicionalmente señalado como una fuente de problemas por considerarse uno de los máximos exponentes de la utilización arbitraria de medicamentos, generalmente al socaire de la promoción de los medicamentos. Estamos de acuerdo con los clínicos en que, a pie de cama, las cosas no siempre son blancas o negras y que hay toda una gama de grises que tener en cuenta. Por ello, queremos hacer una aproximación a este interesante investigación, cuyo objetivo ha sido hacer un seguimiento y evaluación en una población adulta del uso fuera de indicación en adultos y comprobar su impacto, en términos de reacciones adversas. Vamos allá… (más…)

(BMJ) Repensando la evaluación y autorización de fármacos para la DM2

620x357

En los últimos años la crisis económica ha causado estragos en el Sistema Nacional de Salud de España. Esto, no es noticia. Pero sí lo es saber de qué manera se hicieron los recortes, como nos cuenta Sergio Minué en su blog, recortes que se han cebado fundamentalmente con la atención primaria y que, visto lo visto, no tienen visos de revertir, confirmando lo que todos sospechamos: que hace años se inició un proceso de desnaturalización del primer nivel asistencial del que todos, de pensamiento, palabra, obra u omisión somos culpables. Y no solo nuestros hospitalocéntricos políticos y gestores.

Otro tema candente es el del proceso de autorización de los medicamentos. Un reciente estudio ha puesto sobre la mesa cómo un porcentaje importante de medicamentos citostáticos se ha autorizado en base a resultados en variables subrogadas y ha analizado su ulterior impacto sobre la mortalidad para concluir que Since 2008, the FDA has approved a higher percentage of drugs than previously, and cancer drugs are approved on the basis of surrogates that have poor correlations with overall survival. Our results suggest that the FDA may be approving many costly, toxic drugs that do not improve overall survival. Algo que, sin duda, merece una reflexión.

Siguiendo con este tema, se ha publicado en el BMJ un artículo firmado -entre otros- por Richard Lehman y Ben Goldcare– sobre el proceso de evaluación y autorización de los antidiabéticos. Hemos traducido y jibarizado su extenso e interesante contenido, porque puede sernos de gran ayuda a la hora de contextualizar el aluvión de comercializaciones que se están produciendo en DM2. Un documento honesto, revelador y necesario que, para abrir boca, comienza así:

“El objetivo de la regulación de los medicamentos es asegurar que los pacientes son tratados sólo con fármacos efectivos y seguros. Idealmente, las decisiones regulatorias se basan en datos de buena calidad procedentes de grandes ensayos clínicos que midan el impacto, en el mundo real, sobre variables de resultado centradas en el paciente. Sin embargo lo habitual es autorizar los tratamientos sobre la base de pequeños ensayos clínicos frente a placebo que evalúan variables de resultado subrogadas a corto plazo en poblaciones seleccionadas. Consecuentemente, a menudo se prescriben medicamentos sin disponer de datos de calidad o sus beneficios y daños a largo plazo. Los estándares actuales de autorización son inadecuados para predecir el valor terapéutico real de los nuevos medicamentos. (más…)

(Osakidetza) Guía de práctica clínica de DM2

key-holeSiguiendo con nuestra habitual labor divulgativa, hoy queremos comenzar con un post que es posible que pasara desapercibido por la fecha de su publicación. En él, Luis Jiménez (autor de un best seller al que dedicamos en su día una entrada) cuestiona abiertamente la pirámide nutricional oficial a través de 10 demoledoras preguntas que, mucho me temo, han quedado sin respuesta. Este tema merece una profunda reflexión, máxime cuando hay propuestas alternativas que intentan acomodar las recomendaciones a las evidencias actuales y, desgraciadamente, seguimos encasillados en enfoques muy discutibles y discutidos, por más que gocen del marchamo de ser los oficiales.

Pasamos página -o no tanto- porque hoy queremos dejar una chuleta con las recomendaciones más importantes de la actualización que en 2013 realizaron los profesionales del Servicio Vasco de Salud de la Guía de práctica clínica de diabetes tipo 2 cuya versión original, realizada en el marco de un convenio entre el Ministerio de Sanidad y OSTEBA, data de 2008. Así que sin más preámbulo, esto es lo que recomienda: (más…)

Revisiones sistemáticas de mierda

CQiVLFkWoAAjmXXTwitter es una joya tecnológica y un nuevo medio de comunicación al que todos hemos visto nacer y crecer. Como fuente de información, no tiene precio. Y como un ejemplo vale más que mil palabras, el post de hoy gira en torno a un tuit de Sarah Chapman quien está asistiendo estos días a The 23rd Cochrane Colloquium en Viena, evento que podéis seguir en la red utilizando el hashtag #CochraneVienna. Dicho tuit fue retuiteado por Philip Jones y a su vez, retuiteado por David Colquhoun cuyo tuit me envió Laura Diego a través de un DM (Direct Message). Detallo el itinerario realizado por el tuit de Sarah Chapman por dos motivos: es un buen ejemplo de cómo se viraliza la información en Internet y porque cualquiera de los cuatro eslabones de esta curiosa cadena es digno de seguimiento por el interés de sus publicaciones.

El mensaje de Laura, que citaba el retuit de David, quien a su vez retuiteó el tuit original de Sarah es el de la imagen. En él se puede ver a un circunspecto John Ioannidis a quien todos recordaréis como autor del artículo titulado Why Most Published Research Findings Are False que ha sido uno de los más leídos y citados de PLOS Medicine. En su intervención en Viena, Ioannidis remató con esta diapositiva, en la que puede leerse (traducción libre): (más…)

(Therapeutics letter) Antipsicóticos en depresión no psicótica: una indicación no avalada por la evidencia

1442852430_265777_1442852669_noticia_normalHace un par de años un post de Sala de lectura advertía que la prescripción de suplementos de calcio para la prevención de fracturas era otro mito que, a la luz de la mejor evidencia, se tambaleaba. Suscribimos lo dicho entonces y apuntamos en la chuleta tres interesantes publicaciones del BMJ: dos revisiones sistemáticas cuyas conclusiones son, respectivamente, que incrementar la ingesta de calcio a través de la dieta o mediante suplementos tiene un pequeño efecto, no progresivo, sobre la densidad ósea, la primera y más clara la segunda, que no se debe recomendar el incremento de la ingesta de calcio, a través de suplementos o de la dieta, con el objetivo de prevenir fracturas.

Para aquellos que quieran ir al grano, recomendamos la lectura del editorial que comenta estos estudios cuyo título Calcium supplements do not prevent fractures y subtítulo Revisit recommendations to increase intake beyond a normal balanced diet, lo dicen todo. Una oportunidad más, inferimos nosotros, para insistir en unos hábitos de vida saludables y, por supuesto, deprescribir lo que no corresponda.

Pero no era nuestro objetivo hablar hoy de huesos y suplementos, sino del uso, cada vez más extendido, de antipsicóticos como potenciadores del tratamiento antidepresivo en el abordaje de las depresiones resistentes indicación que, hasta donde sabemos, sólo tiene en España quetiapina. Para ayudarnos a desentrañar qué evidencia avala esta indicación, Mercè Monfar ha traducido el último número de Therapeutics letter, un peso pesado del panorama farmacoterapéutico al que teníamos un poco olvidado y que hoy volvemos a poner bajo el foco. Esto es lo los canadienses tienen que decir sobre el tema. Y ojo, porque no te dejará indiferente… (más…)

Primeros apuntes sobre biosimilares

moscas-cebras-rayas_IECIMA20140404_0021_7 (1)Mañana tendremos ocasión de contarles a nuestros compañeros del Distrito Sanitario Costa del Sol que Twitter, además de una excelente fuente de información, es un estupendo repositorio que permite, de múltiples formas, guardar y lo que es más importante, tener a mano, aquello que previamente hemos seleccionado para cuando lo necesitemos. Un buen ejemplo de lo que estamos diciendo es el post de hoy, en el que vamos a intentar aclarar algunos conceptos básicos en relación a los fármacos biosimilares, algunos de los cuales están llamando ya a nuestra puerta. Así que, para la ocasión hemos tirado del archivo tuitero y con este magnífica revisión de Belén Calabozo como guía, os presentamos lo que pretende ser un didáctico juego de preguntas y respuestas sobre este polémico asunto… (más…)

(NEJM) Impacto de empagliflozina sobre la mortalidad cardiovascular en pacientes diabéticos de alto riesgo

458030a-i1.0Estábamos leyendo en el BMJ el enésimo escándalo protagonizado por un laboratorio (en esta ocasión, GSK) a cuenta del uso de paroxetina en adolescentes y el tristemente famoso estudio 329, cuando a través de las redes sociales saltó la noticia: empagliflozina, fármaco que hasta ahora había pasado sin pena ni gloria y con perfil de me too, se catapultaba al olimpo al ser el primer fármaco que, añadido al tratamiento estándar de la DM2, era capaz de atajar brillantemente la morbimortalidad cardiovascular asociada a esta enfermedad. Ni que decir tiene que los resultados del EMPA-REG OUTCOME, publicado en la sección online first de The New England of Journal Medicine han sido acogidos con gran entusiasmo por muchos: en algunos comentarios de tuiter hemos percibido más emoción que razón. Así que para intentar acotar el alcance de este ensayo clínico, que ha tenido como objetivo evaluar los efectos de empagliflozina, en comparación con placebo, sobre la morbimortalidad en pacientes con DM2 de alto riesgo cardiovascular sometidos al tratamiento habitual, nos hemos puesto el traje de faena y esto es lo que hemos sacado en claro… (más…)